El Valor de Ayudar

Blog Comments (0)

Muchas veces nos preguntamos qué podemos hacer por los demás y de qué manera apoyar grupos vulnerables, es un sentimiento que nos caracteriza a los seres humanos pero ¿por qué no lo hacemos?

Cuando se trata de tomar acción y llevarlo a la realidad nos encontramos con diferentes factores y compromisos que limitan nuestra intención para que se haga una acción y beneficie a una comunidad.

Pero ¿por qué posa esto?

Empecemos por entender la manera en que nos han inculcado el valor social en México.

Somos una sociedad individualista que está pensando de qué manera sacar provecho a todo lo que hacemos,  con el fin de ganar algo a cambio, y muy pocas veces entendemos que ayudando a los demás es la mejor manera de crecer personalmente, de hecho especialistas confirman que el mayor estado de plenitud y nivel de conciencia se logra a través del servicio a los demás. Es muy fácil entenderlo pero nos cuesta llevarlo a la práctica ya que hemos crecido en una sociedad que está enojada y resentida con el gobierno, acostumbrados a que solo nos quiten y no veamos el resultado de nuestras aportaciones (impuestos), vivimos esperando seguridad, acceso a necesidades básicas, infraestructura, calles sin baches, educación gratuita de calidad, buenos servicios de salud y todo lo que un gobierno nos debería de brindar. Pero los políticos mexicanos llevan años saqueando nuestro país y eso nos ha llevado a un sentimiento de enojo, de polarización y resentimiento.

Vivimos en un mundo en donde el acceso a la información es prácticamente instantáneo y estamos rodeados de noticias negativas.  Vemos como por años nos han saqueado, aprovechando la política para hacerse ricos y que la riqueza económica quede en manos de unos cuantos, ¿pero porque este enojo lo reflejamos en desconfianza en el tercer sector?

Pensamos que las organizaciones de la sociedad civil son como el gobierno y que estas abusan de esa “vulnerabilidad” de sus beneficiados para obtener su propia riqueza, ahí es donde está el verdadero problema de la baja participación social en Mexico. Según Charity Aid Foundation, somos el lunar #114 en participación social, esto en indicadores de; voluntariado, apoyo a organizaciones, donaciones y apoyo a extraños. Es muy fácil juzgar y etiquetar a que las organizaciones son como el gobierno, y lo más fácil es no hacer nada, quejarnos, incluso externar esa desconfianza para que la mayoría de la gente siga en esa misma posición de no ayudar. Cada día nos topamos con pretextos absurdos que buscan justificar esa poca participación social; no tengo tiempo, no tengo dinero, yo ayudó a mis cércanos, doy trabajo, hasta que esté “bien” yo” ayudaré a los demás y muchos otros PRETEXTOS absurdos. Pero cuando nos hacemos la pregunta que Martin Luther King reflexionaba en los 60s, “la pregunta más urgente e importante es ¿Qué estoy haciendo por los demás? , muy pocos pueden responder con acciones concretas al respecto y cosas tangibles. ¿Cuánto tiempo destinas al año para hacer voluntariado o acciones sociales? ¿Cuanto tiempo pasas con grupos vulnerables que lo único que buscan es ser tratados como seres humanos y sin tener una etiqueta que lo identifique como personas en situación vulnerable? ¿Cuánto tiempo inviertes en cambiar la vida de una persona?

Dejemos de engañarnos y de poner pretextos, encontremos ese Valor en ayudar y veamos que como Gandhi bien decía, “la mejor manera de encontrarse a sí mismo es perderse al servicio de los demás”. Basta de buscar gurús y coaches Motivacionales, de invertir tiempo y dinero en grandes comunicadores que no hacen nada por los demás más que dar discursos de “aliento” , basta de seguir falsos optimistas y pensar que la fórmula de la felicidad depende de encontrarse a sí mismo.

Empieza por ayudar a los demás y de esta manera te darás cuenta que ni la mejor terapia te ayudará más para crecer como persona, te abrirá la visión a entender las cosas importantes de la vida, te dará una guía para agradecer y valorar el regalo que es la vida, lo maravilloso que es el obtener una sonrisa desde el alma por invertir tu tiempo de calidad con personas que solo buscan ser tratados como seres humanos.

Ahí está el verdadero valor de ayudar, cuando todos encontremos eso, otro mundo viviremos.

Un día más, es un día menos ¿que estoy haciendo con el tiempo que me queda?

No lo pienses más y TEN LA VOLUNTAD PARA AYUDAR a quienes más lo necesitan.

Escrito por Aldo Farrugia

» Blog » El Valor de Ayudar
9 septiembre, 2021
Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »