El ODS que más hemos de considerar en tiempos de crisis

Blog Comments (0)

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como Objetivos Mundiales, se adoptaron por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en el año 2015. Iniciaron como una necesidad mundial de solucionar los problemas que más afectan al mundo. Buscan poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para el año 2030.

Cada uno de ellos es elemental e importante por su misión y todos están integrados, afectándose los unos a los otros por su cumplimiento y buscando crear un equilibrio y sostenibilidad en cuanto a medio ambiente, economía y sociedad.

Sin embargo, hay un objetivo que, en estos tiempos de crisis, incertidumbre y una profunda necesidad de unidad, resalta entre los otros: el Objetivo 17: “Alianzas para lograr los Objetivos.” Éste busca el trabajo en conjunto por parte del sector privado, iniciativas públicas y gobiernos para dar pie al progreso y desarrollo de los otros 16 Objetivos.

Tras el Acuerdo de París, los resultados consecuentes de países trabajando en conjunto se hicieron evidentes y se dio un reconocimiento de la importancia de la cooperación. Sin embargo, guerras comerciales y una constante retórica bélica (como la conocida “America First”) hicieron de lado esta unión.

Es por esto, que el Covid-19 se presenta ahora como una nueva oportunidad para poner a prueba a todos los organismos, instituciones, e incluso cada uno a nivel personal, en cómo afrontamos esta problemática.

Entre continuos llamados por adoptar las prácticas y medidas necesarias que reviertan y detengan la marcha de la pandemia, como continuas invitaciones a cooperar en la entrega de equipo médico, paquetes de recuperación económica, despensas, entre otros, cada uno vamos comprendiendo que trabajar juntos será la clave para salir adelante.

Aunque todos ODS continúan con la misma importancia que hace cinco años, no obstante, a medida que vamos emprendiendo el camino hacia la recuperación del Coronavirus, la práctica del ODS 17 se manifiesta con el papel más importante de todos: el bien individual surge a partir de una búsqueda del bien común

Aunque muchos piensan que el Objetivo se dirige exclusivamente a gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, ahora mismo se espera que también haya acciones y propuestas por parte de las empresas. Esperar que las implementaciones necesarias sean solo tomadas por las autoridades no garantizará el cumplimiento de la Agenda 2030.

Si las empresas buscan sacar adelante y apoyar iniciativas de la sociedad civil, ambas partes se verán beneficiadas. Stefan Crets, director de CSR Europe dice:

“Al reunir a diferentes grupos, debe enfocarse en lo que podría llamar la firma organizativa de diferentes partes: una agencia de desarrollo tiene una agenda diferente a la de una compañía. Diferentes enfoques pueden ser mutuamente enriquecedores si las diferentes partes pueden alinear su pensamiento.”

Así, aunque el ODS 17 se presenta como un desafío, incluso como una ambición, todos los actores sociales deben entender la importancia de probar y experimentar, aunque de primeras no se dé el éxito esperado.

Estamos entrando en un “nuevo normal”, y debemos incluir la cooperación como nueva parte esencial de ésta.

» Blog » El ODS que más hemos...
13 mayo, 2020
Por
, , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »