RAZONES PARA VIVIR

Blog Comments (0)

Una de las iniciativas que distingue a Fundación BBVA Bancomer  es su programa de voluntariado corporativo de mentores. En el cual colaboradores comprometidos con la educación, que trabajan en distintas áreas de BBVA Bancomer ofrecen su tiempo y conocimiento para acompañar el desarrollo de los jóvenes.

“Estamos convencidos que el acompañamiento es la parte medular de los programas educativos y desde su inicio los Mentores han sido fundamentales para alcanzar el propósito de los programas”.

El pasado 12 de noviembre Fundación BBVA Bancomer nos invitó a participar en un evento para sus beneficiados, alrededor de 180 jóvenes universitarios que apoyan a través de diferentes becas de manutención conocieron a sus mentores y pasaron dos días llenos de sorpresas.

El día comenzó con una visita a la emblemática Torre BBVA Bancomer donde los jóvenes pudieron conocer las instalaciones y posteriormente tuvieron la oportunidad de platicar con sus mentores ya que son jóvenes que vienen de toda la república y no habían tenido contacto personal con ellos.

Nuestra cita fue a las 14:45 para alistar todo y poder empezar la conferencia de José Villela a las 15:00 con una duración de una hora y otra media hora para preguntas y respuestas.

“Razones para Vivir” un título que nos representa en tres palabras todo lo que nos tiene que decir Pepe sobre cómo superó una adversidad que le cambiaría la vida para siempre.

Fue hace 8 años que Pepe estudiaba el quinto semestre de la carrera de medicina, estando en su coche en un semáforo en Periférico y Rómulo O´Farril escucho un fuerte estruendo y quedó inmovilizado, sin saber que pasaba, un camión de basura había caído del segundo piso sobre el coche de Pepe. Un policía se acercó y grito “está vivo”, refiriéndose a Pepe, “joven no se mueva, ahorita lo sacamos”, fueron las palabras del policia que muy impresionado de lo sucedido buscaba apoyar de alguna manera. Llegó el apoyo y el policia contactó al papa de Pepe que en ese momento estaba en una comida de negocios, avísandole lo que había sucedido, al llegar al lugar y muy impactado pensó lo peor, hasta que una persona al ver el parecido con Pepe y la cara de susto le dijo, “su hijo esta en la ambulancia, están a punto de llevárselo”.

Al llegar a la ambulancia y sin decir ninguna palabra sólo cruzando miradas, cada uno sabía lo que el otro quería decir.

Pepe diciendo, “papa te necesito” y su papa “aquí estoy hijo y tienes todo mi apoyo”

Fueron muchos meses difíciles, cirugías, terapias y momentos en los que Pepe tenía que reencontrarse consigo mismo. Días muy difíciles en los que se preguntaba cuál sería el sentido de su vida ahora en una silla de ruedas sin poder moverse, que le depararía en el futuro y cómo iba a poder llevar la vida que siempre soñó, formar una familia, terminar su carrera y lograr alcanzar sus sueños.

Fue así cuando por medio de una nota que dejó una amiga de la familia en un post-it que decía:

“Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que El quiere, por muy malo que nos parezca realidad es en realidad lo mejor” -Santo Tomás Moro-

Esta frase prácticamente cambió su vida, empezó a luchar por salir adelante, con una mejor actitud y siempre viendo por su bienestar se empezó a recuperar, termino la carrera de medicina y una especialidad en Psiquiatría, empezó a dar conferencias inspirando a muchas personas a encontrar las razones para vivir y salir adelante.

Hoy Pepe esta entrenando para competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y se acaba de comprometer con Susana.

Después de escuchar su historia más de una hora, regalarnos algunas risas con su gran sentido del humor y dándonos un mensaje tan importante sobre cómo todos tenemos que encontrar nuestro propósito en la vida y que la felicidad depende única y exclusivamente de cada uno, fue cómo todos nos llevamos un mensaje tan increíble de un ser humano en todos los aspectos de la palabra, una persona preparada, alegre, centrada, con los pies en la tierra, luchona, ambiciosa, empática y con ganas de vivir la vida al máximo.

Gracias Pepe por compartir tu historia y abrirnos los ojos en muchos aspectos, demostrando que la vida es amor y alegría.

Gracias a Fundación BBVA Bancomer por darnos la oportunidad de vivir esta GRAN experiencia de conocer a Pepe.

Facebook: @josevillelavizcaya

» Blog » RAZONES PARA VIVIR
On 4 abril, 2019
By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »