BENETTON MÉXICO #ONLINEINCOLORS

Blog Comments (0)

El pasado sábado 10 de noviembre tuvimos la segunda de tres actividades que Benetton México está apoyando a través de la campaña #OnlineInColors.

En esta ocasión elegimos apoyar a Fundación Escala, una organización sin fines de lucro que apoya a una comunidad marginada que vive alrededor de un basurero en Chicoloapan de Juárez en el Estado de México.

Su programa integral consiste en educar para la vida, dándoles las herramientas necesarias para fortalecer y crear nuevos sueños y metas a partir de cuatro áreas de desarrollo; Académica, Deportiva y Cultural. Así mismo, se enfocan en generar un ambiente de confianza en el que todos formen parte de una misma comunidad y colaboremos en el cumplimiento de nuestros objetivos.

La cita fue a las 7:00 en Emilio Castelar, Polanco, empezamos a llegar los voluntarios, saludar y presentarnos ya que muy pocos se conocían, gente de Benetton, Makken, Comunal, Fundación Escala, Fundación Seresarte y Axolotl Collective, eramos 28 personas distintas pero con una misma misión, pasar un momento agradable con las personas de comunidad Escalerillas. A través del arte quisimos brindarles la oportunidad de expresar sus sentimientos, enseñarles que por medio de la solidaridad y empatía podrían lograr grandes cosas, una forma diferente de expresarse pintando, conviviendo y haciendo cosas nuevas.

Llegamos a la comunidad alrededor de las  las 9:00, un camino complicado, calles de terracería muy descuidados, se podría percibir  la pobreza en la que vive la gente, éste fue el primer impacto para nuestros voluntarios, ver las condiciones en las que vive esta gente fue algo muy impactante. Al llegar el camión vimos la fila de niños ansiosos por que bajáramos a convivir con ellos, empezamos a bajar las cosas, repartimos el desayuno y se notaba la felicidad de cada uno que esperaba ansioso la actividad a realizar ese día. Bajamos el material, mesas, pinturas, brochas, pinceles, agua y los lienzos en los que íbamos a pintar un mural todos juntos. Después de desayunar, los voluntarios empezar a conocer a los niños y algunas mamas y papas de la comunidad, le repartimos una hoja a cada niño para que hiciera su carta a Santa. Algunos sin saber escribir fue el primer acercamiento de los voluntarios, ayudarlos con su carta; bicicletas, muñecas, coches, ropa y hasta teléfonos celulares, cada quién pedía lo que quería.

De ahí nuestro Fundador Aldo Farrugia empezó explicando la actividad, dividimos a los niños alrededor de 5 mesas haciendo grupos de 6 a 10 personas en la que cada voluntario tenía que apoyarlos a pintar su lienzo, con colores vivimos empezamos pintando el fondo y ahí es donde empezó la magia.

Empezamos a ver cómo cada niño pintaba lo que quería, corazones, montañas, estrellas, familias, sentimientos y abstractos cada quién se expresaba por medio de la pintura, usando pinceles, brochas y hasta las manos la creatividad no tenía limites. Un ambiente de diversión, alegría y buena vibra se percibía por todos lados, sonrisas y carcajadas de todos los niños daban vida a cada uno de nuestros voluntarios, generando vínculos emocionales. Conforme iban acabando empezaron las fotos, cada quién presumía su obra de arte y quería que los demás la vieran, las colocamos en el piso, formadas como cada quién iba acabando para que se secaran el mural empezó a tomar forma y color. Colocamos los 36 bastidores en medio de la cancha de futbol dando vida a esta gran obra, muchas emociones se podían percibir, voluntarios jugando, cargando niños, abrazando, tomándose fotos y ayudando a que cada niño pasara un día muy especial

De ahí nuestros artistas empezaron su diseño, copiando a mano alzada el diseño de un corazón con alas, usando los bastidores previamente pintados por los niños ese sería el lienzo en el cual finalizarían esta obra maestra. Pintaron el diseño con plumón para que los integrantes de la comunidad pintarán con blanco el contorno y resaltara el diseño. Después de 3 horas acabamos y el resultado fue impresionante, un mural de 6 metros de largo y 2 metros de alto hecho por 36 bastidores pintados por los niños, demostramos la unión, solidaridad y empatía que hay en una comunidad. Por medio del arte les enseñamos que cada individuo es parte de un equipo y cada uno  es una pieza elemental de un conjunto y que sólo uniendo todas las piezas hacen la obra maestra que en este caso hicimos un grupo de 28 voluntarios y 42 niños.

Esa obra la estaremos presentando muy pronto para que la gente pueda comprar una litografía de la misma y con eso apoyar a la comunidad.

Gracias a todos los que participaron en esta actividad, una experiencia única que por medio del contacto humano sensibilizó a nuestros voluntarios y ayudó a la unión de una comunidad.

Gracias a Benetton México por hacerlo posible, a Fundación Escala, Fundación Seresarte y a Axolotl Collective por creer en nosotros y sumarse a esta experiencia altruista.

#VoluntadParaAyudar

Para mayor información: contacto@comunal.social

» Blog » BENETTON MÉXICO #ONLINEINCOLORS
4 abril, 2019
Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »